Entendemos, que nuestra misión no puede ser otra que aquella que nos legó el Señor Jesucristo y está registrada en el Evangelio de San Mateo 28:18-20. Por lo tanto, cimentados en el Poder que Cristo tiene tanto en el Cielo como en la Tierra.

Es nuestro deber llevar el Evangelio del Reino a toda criatura, sin distinción racial, social, económica, política, religiosa o de cualquier otra índole, anunciándoles que se arrepientan de sus pecados y reciban el regalo de la Vida Eterna que Dios nos ha dado, gracias a la muerte y resurrección de Cristo Jesús, su Hijo Unigénito.


Predicación más reciente


Visítanos

Te esperamos todos los domingos a las 10:30 AM